Según el autor Mihalyi Ckinsenmihalyi, en su libro, “The Flow”, el flow creativo generado por estados emocionales que promueven la acción, tales como la alegría y la ternura, el erotismo entre otros, y que la Psicóloga Suizo-Chilena Susana Bloch en sus libros, Alba Emoting, y surcando la ola emocional, categoriza como emociones activas y reactivas. La creatividad, es un estado fisiológico, que se puede entrenar igual como entrenamos nuestros músculos para que adquieran mayor tonicidad.

Mediante el acto de innovar, y la generación de nuevas formas y conceptos y soluciones, podemos contribuir a generar estados en las personas, que les permitan reflexionar, conectarse con alguna emoción, o simplemente tener un momento de flow que les permita refrescarse del día a día y abrirse a nuevas ideas y a su propia creatividad, y de esa forma conectarse con esa chispa que se prende cuando una persona ve nuevas posibilidades.

Este tipo de estímulos nos permiten despertar del estado de aletargamiento y desconexión de la realidad que nos circunda, cuerpo y cerebro necesitan nuevos estímulos, nuevas verdades para removernos y hacernos conscientes del momento presente.

Como explica el Psicólogo Argentino Fidel Moccio en su libro “Hacia la Creatividad” , Cuando dos o más de nuestros sentidos se ven enfocados en una misma acción, nuestro cerebro entra en un estado de sincronización de hemisferio derecho e izquierdo por medio de la activación de ondas alpha y theta, es así como fisiológicamente entramos en lo que se llama, estado de meditación, y en este estado es en donde se generan las soluciones creativas porque nuestro cerebro es capaz de coordinar respuestas creativas y racionales en complemento y de manera equilibrada.

 

Me he desempeñado como facilitadora y entrenadora en potenciamiento de procesos creativos de personas y grupos, siendo esta una línea de investigación que tengo como afición desde el año 2008, como directora en la técnica de Psicodrama, corriente terapéutica que busca el desarrollo de la espontaneidad y la creatividad en las personas, fundada alrededor del año 1920 por el psiquiatra Rumano Jacobo Levi Moreno. En lo cual enfoque y profundicé estudios entre los años 2018 y 2012.

Como diseñadora y artista, apelo a la estética, rama filosófica, como un ente capaz de inspirar y sensaciones en la personas mediante la organización de las formas. Como plantea el Psicólogo/ingeniero/y diseñador, Donald Norman en sus libros “Diseño emocional y la “Psicología de los objetos cotidianos”, los objetos con los cuales interactuamos a diario, son capaces de emocionarnos e influir en nuestros sentimientos y como consecuencia, nuestra forma de pensar y actuar.

Me parece fascinante como la contemplación de las formas, sobre todo de formas orgánicas, nos hace entrar en un estado de trance contemplativo que nos permite entrar en un flow creativo, fisiológicamente igual al que entramos cuando meditamos.